jueves, 6 de diciembre de 2012

Aspectos de la Diosa


Y por ultimo tendremos en cuenta la división hecha por una pionera en el tema, Ethel Morgan, quien desde hace relativamente poco debe estar en compañía de la Divina Madre.
En este caso su libro la Diosa en nosotras, inspirado en el libro “Elementos de la Diosa “de Caitlin Matthews  es un libro para ayudar a las mujeres a reconocerse y sanar desde la Diosa las diferentes cualidades que poseemos.
Que es ser mujer
Para qué sirve ser mujer hoy y para qué sirve rescatar nuestra pasado de aquellas culturas lejanas y saltar este grande abismo que nos separa al día de hoy.
Estamos viendo que muchas mujeres tenemos experiencia símiles, al ver sus testimonios en libros o contando
sus historias y esta sincronía nos ayuda a descubrir que nosotras las mujeres estamos integradas a algo más grande: “un movimiento masivo de recuperación humana, en el que las hembras de la especie estamos haciendo las veces de canales de recepción y transmisión de una fuerza femenina, restauradora y regenerativa.”
Esto ya proporciona un alivio a la dolida mujer individual, que no encuentra su ubicación en un mundo androcentrico donde lo femenino es secundario. Pero la respuesta es más amplia ayuda a contar con herramientas para la propia sanación.
Esta mujer busca salir de los modelos rígidos de una cultura patriarcal donde lo femenino no tiene espacio.
El surgimiento de lo Femenino Consciente, arquetipos desconocidos que están brotando de la profundidad de la psique haciéndose sentir de diversas maneras, también se llama el « Retorno de la Diosa ».
Estos aspectos de lo divino femenino son también actitudes arquetípicas de las mujeres, que se van comprendiendo a medida que lo femenino se vuelve consciente. Cada uno ofrece un potencial diferente, enfrenta problemas específicos y propone distintos tipos de responsabilidad.
Del 2 al 7, son los aspectos que fortalecen la personalidad de la mujer, el ego femenino que esta débil necesita que se afirme para poder actuar como contenedor de las grandes fuerzas inconscientes que habrán de aflorar. Nuestra personalidad debe ser fuerte, flexible y resistente para poder hacer contacto con” la otra realidad” sin identificarse con los arquetipos y poder traer estos tesoros a la vida cotidiana.
Del 8 al 10 se presenta la triplicidad madura de lo Femenino Consciente, la divina triada de la Doncella, la Madre y la Anciana que siempre reconoció y adoró la humanidad y que ahora es momento de retomar.
Diez maneras de ser
Los Diez Aspectos de la Diosa pueden ser así diez exigencias, que nuestro núcleo femenino más profundo nos plantea para nuestro bien y el de la humanidad. Que las oigamos o no decidirá si quedaremos aliniedas de nosotras mismas, ofrendadas en inútil sacrificio a una cultura transitoria, o si iremos más allá, hacia un futuro que necesita más que nunca de nuestras capacidades más autenticas.
La Diosa asumirá en su regreso las formas más adecuadas para tratar con nuestro mundo y devolverlo al orden natural. Come dice C. Matthews, “ si te hallas preparada para descubrirlas, habrás de convertirte en un instrumento de su segunda venida y en mediadora de su compasión”.
En términos humanos quiere decir que el regreso de lo femenino arquetípico y la afloración de sus nuevos desarrollos, es un suceso en el que necesariamente intervenimos todas las mujeres. Con nuestro interés, con nuestras esperanzas, con nuestras libres elecciones y nuestro compromiso. Queriendo ser flexibles y cambiando de forma cuando sea necesario, para alternadamente poder Energizar, o Proteger, o Desafiar, o Nutrir, o hacer Conexiones Sanadoras, o lo que la vida nos pida en los momentos que vendrán.
ASPECTOS DE LA DIOSA
Los diez aspectos de la Diosa es un instrumento de transformación y consolidación de la Mujer Consciente. Ver en nosotras uno o más de estos aspectos arquetípicos, observar sus efectos sobre nuestras decisiones, tratar de ver hacia donde nos conducen, nos permite construir simbólicamente donde apoyar nuestra genuina identidad, para que una vez consolidados dentro florezcan en una nueva etapa humana.
1. La Creadora
El Mundo me necesita, pero no como una imitadora inerte, sino como creadora de nuevas soluciones
2. La Energizadora
El Mundo me necesita, pero no como una eterna acatadora, sino como energizadora capaz de energizar.
3. La Limitadora
El Mundo me necesita, pero no restringida por limites artificiales, sino ocupando plenamente mi verdadero espacio.
4. La Protectora
El mundo me necesita, pero no como débil criatura dependiente sino como defensora del orden natural.
5. La Desafiante
El Mundo me necesita, pero no como ser dócil que lo acepta todo sino como valiente revisora de falacias.
6. La Iniciadora
El mundo me necesita, pero no como desconocedora de mi propio potencial, sino como adulta que conoce su propia identidad.
7. La Liberadora
El Mundo me necesita, pero no como pasiva espectadora sino como agente de liberación.
8. La Tejedora
El Mundo me necesita, pero no como ente aislado en mi propio microcosmos, sino como tejedora de nuevas realidades colectivas.
9. La Nutricia
El Mundo me necesita, pero no como inconsciente manipuladora del poder materno, sino como progenitora responsable de la nueva humanidad.
10. La Potenciadora
El Mundo me necesita, pero no como desesperada acaparadora de energías que se me escapan, sino como potenciadora transmisora de sabiduría tradicional.
Del libro: La Diosa en Nosotras. Ethel Morgan. Editorial Era Naciente
Imagen by Meganne Forbes

No hay comentarios:

Publicar un comentario