miércoles, 19 de diciembre de 2012

Yule- Solsticio de invierno Hemisferio norte



Esta fecha conmemora el renacimiento del sol y responde al mito del día sin tiempo. En pasadas épocas la población estaba a la expectativa de ver salir el sol nuevamente, debido a que el solsticio de invierno marca la noche más larga del año. Y hasta ahora el sol siempre ha cumplido, ha salido proporcionando la luz que se 
requiere para la vida y estableciendo con este hecho, un testimonio de amor y esperanza.
Por lo tanto el tema principal del periodo es el renacimiento personal.
En Samhain trabajamos la transformación. Fue un periodo dentro del capullo, para salir convertidos en mariposas luminosas y coloridas a disfrutar con alegría la vida que nos creamos desde el contacto con nuestro interior.
Ahora es tiempo de que con gran gozo iniciemos a nombrar las cosas, los eventos y las personas que deseamos nos acompañen en nuestro devenir.
Yule es uno de los puntos clave del ciclo. Tras Yule, los días empiezan a prolongarse, por lo que esta festividad se celebra tradicionalmente para convocar el retorno de la luz y de la esperanza al mundo oscuro
Simbólicamente hablando
Todas las hojas han caído, la naturaleza duerme, es el momento de mayor oscuridad antes de que la luz regrese, es el renacimiento del Dios padre, la primera chispa de esperanza que emerge de la más profunda oscuridad. Es un momento de espera. De recogimiento y mediación.
Se necesita tiempo para despertar a un nuevo ciclo después de la muerte. La vida espera bajo la tierra el momento de renacer.
Yule es un momento propicio para meditar sobre la oscuridad. Es un tiempo de espera atenta en el que podemos observarnos a nosotros mismos y descubrirnos. Celebramos la esperanza del renacimiento confiando en que después de la fase de mayor oscuridad renacerá la vida que duerme bajo la tierra.
Tema principal: RENACIMIENTO DEL SOL, exterior y personal. Un nuevo amanecer

CORRESPONDENCIAS YULE
Elemento: TIERRA
Dirección: norte
Colores: rojo, verde, dorado, blanco y plateado.
Inciensos: Pino, enebro, cedro y mirra.
Hierbas: Acebo, Muérdago, Hiedra, Laurel, Cedro, Enebro, Romero, Pino, Canela, Manzanilla.
Comida: nueces y frutas como: manzanas, peras, el famoso tronco de Yule.
Bebidas: vino condimentado con especias, puede ser sidra condimentada con canela, té de hibisco y jengibre.
Seres elementales: duendes.
Tradiciones: Están favorecidos durante el periodo todos los rituales que tengan que ver con los siguientes temas: riqueza, prosperidad, salud, trabajo y negocios.
Deshacernos del pasado para que nos nos estorbe a la hora de afrontar el futuro repleto de nuevas ilusiones. Un nuevo amanecer, como una hoja en blanco esperando ser escrita.

Este incienso puedes quemarlo durante los Sabbats de otoño e invierno, es decir en: Yule y Mabon
3 partes de olíbano, incienso
2 partes de mirra
1 parte de romero
1 parte de cedro
1 parte de enebro
Imagen by Wendy Andrew

No hay comentarios:

Publicar un comentario