domingo, 17 de febrero de 2013

El Origen de los Trastornos y el Sufrimiento



Desde la perspectiva Cheroqui, existen cinco causas que provocan las enfermedades y el sufrimiento en los seres humanos.
1-Discordia con el padre y la madre interiores. La primera causa es cuando estamos frustrados o enojados con nuestros padres interiores o con alguno de ellos. Cuando no se le da solución al rencor o coraje 
entonces la sabiduría y energía natural que viene a nosotros a través de ellos se obstaculiza.
El enojo con el padre provoca depresión mental e impide la concentración que impide concluir los asuntos. Si el problema es con la madre, el corazón se debilita, la persona siempre tiene hambre y siente que lo que hace nunca está bien hecho. Para resolver este problema hay que perdonar a los progenitores para así volverse padre de sabiduría y madre en alegría.

2-La falta de desarrollo de los potenciales. Todas las personas tienen alguna facultad o un don especial pero muy pocas son capaces de expresarla o de darle salida. Algunos tienen un talento especial para el arte, ciencia, deporte y si no lo desarrollan esa energía queda bloqueada.
Parte del hipnotismo generalizado de estos tiempos es evitar que las personas desarrollen esos talentos innatos, y esto trae como consecuencia enfermedades en el sistema reproductor. Las analogías son significativas al respecto. La educación debe orientarse en ese sentido para que todas las personas usen ese don o talento con el que cuentan y los padres estén pendientes de detectarlos en los hijos desde temprana edad para que los estimulen y evitarles complicaciones futuras.

3-Contaminar o romper la armonía de algún lugar sagrado. Hay lugares importantes que deben mantenerse limpios y tenerles respeto. Las personas que ensucian los lugares sagrados o no les guardan el debido respeto se crean problemas en el sistema nervioso, linfático y en la piel.

Existen seres protectores que viven en la naturaleza que pueden causarrnos daños si nosotros se lo causamos a ellos o a los lugares donde habitan. Si lo hemos hecho en el pasado, hay que devolver a ese mismo lugar la armonía original o la energía que le hemos quitado haciéndoles ofrendas con comida, cantos y danzas.

4- No cumplir los compromisos. La cuarta causa que padecemos es hacer compromisos y no cumplirlos por negligencia u olvido. Cuando se hace una promesa o se establece un compromiso, enviamos parte de nuestra energía hacia el futuro y si no lo cumplimos entonces la mente y la fuerza que da la vida se detiene.

5- No seguir la visión del Gran Espíritu. La más importante y de donde se desprenden las enfermedades más agudas es cuando alguien ha tenido una llamada directa de la creación, una visión y no le hace caso. Si una persona ha tenido una visión y no la sigue puede surgir como consecuencia el caos. Estas son para nuestro pueblo el origen de la mayoría de las enfermedades y trastornos que en la actualidad padece el hombre.
Tomado de verdeysol
DHYANI YWAHOO: "QUE SUS CORAZONES NO SE ENDUREZCAN”
Imagen by Rudolph-Carl-Gorman


No hay comentarios:

Publicar un comentario