miércoles, 20 de febrero de 2013


Todo lo que ha traído una sonrisa a tus labios, alegría a tu corazón o una ligereza a tu paso es una bendición.

Todo lo que ha hecho tu vida más cómoda, ha aligerado tu carga o le ha traído calidez a tu hogar es una bendición.

Todo lo que ha apoyado tu cuerpo, aumentado tu fortaleza o abierto tu corazón es una bendición

Todo lo que te ha obligado a mirar más profundamente, ampliado tu comprensión, o aumentado tu 
compasión es una bendición

Todo lo que ha probado tu fuerza, fortificado tu compromiso, o forzado a crecer es una bendición.

Cualquier cosa que te ha recordado lo preciosa que es la vida y te ha enseñado a valorar tus relaciones es una bendición.

El Creador nos recuerda que las bendiciones se cuentan en la forma en que elegimos mirarlas.

Jamie. Sams (La Medicina de la Tierra)
Imagen by Rudolph-Carl-Gorman

No hay comentarios:

Publicar un comentario