miércoles, 20 de marzo de 2013

Animales Lunares


MEDITACIÓN CONEXIÓN CON LOS ANIMALES LUNARES
Siéntate cómodamente en una habitación tranquila, con las manos en los muslos y la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante .Empieza por cerrar los ojos y relajar el cuerpo. Al exhalar, imagina que todas las tensiones y preocupaciones de la vida cotidiana salen y se pierden en el suelo debajo de tus pies, siente la sensación de presión que recae sobre ellos. Deja que tu mente recorra tu cuerpo, reconociendo los pies, las
piernas, los brazos y las manos, el abdomen y el tórax, los hombros y la cara, así como el propio ritmo de tu respiración. Por último toma conciencia de la totalidad de tu cuerpo. Haz una respiración profunda y
visualízate en el claro de un bosque, rodeada de grandes árboles, con una hermosa luna que lo ilumina todo
miras hacia el cielo y maravillada compruebas que la luna está rodeada de miles de estrellas que parecen diamantes danzando en la oscuridad; luego, durante un instante, el cielo cobra profundidad y refleja la ilimitada inmensidad del universo
“En ese momento un destello blanco atrae tu atención: se trata de una gran liebre que te mira fijamente. El resplandor de su pelaje ilumina el claro con una suave luz plateada, y sus ojos oscuros parecen estar llenos de estrellas y sabiduría; el único adorno que lleva es un collar de pequeñas gemas rojas. Gracias a esa tenue luz blanca, puedes ver que no estás sola, sino rodeada de muchos animales de todo tipo que te observan en silencio. No puedes menos que suspirar ante tanta belleza y poder: cada animal irradia gracia e inteligencia y todos parecen blancos bajo aquel resplandor. El brillo de sus ojos te anima a acercarte a ellos sin sentir ningún temor, como si los conocieras de toda la vida. Entonces puedes ver un toro muy grande y poderoso, un caballo salvaje de imponente pelaje, un unicornio plateado, una paloma blanca, una pequeña serpiente verde y una bellísima mariposa. La mayor parte de los animales parece llevar alguna joya o cargar con un regalo u objeto, y tienes la sensación de que si les habla, ellos te responderán. La liebre se aleja dando largos pasos y se sienta entre dos leonas, sin temerlas en absoluto: todos los animales están unidos por un sentimiento de amor y comprensión, que también compartes

—Estos son los Animales de la Luna —dice la liebre con una voz suave y argéntea como su piel—; son quienes custodian tus misterios y traen mensajes de tu mundo interior, y viven tanto en tus sueños como en el reino de las hadas, donde las bestias hablan y te hacen conocer no sólo mágicas maravillas sino también las fuentes de la antigua sabiduría. Una lechuza de color blanco inmaculado se posa cerca tuyo, y su vuelo es como un susurro del aire; gira la cara hacia ti y te enseña los ojos, poseedores del conocimiento de los tiempos.
—Ellos te servirán de guía y te aconsejarán, pues conocen tu ciclo de forma instintiva y representan la gracia y la armonía del que vive en armonía con su propia naturaleza.
A través de los sueños, uno de los Animales de la Luna puede anunciar tu ovulación o tu menstruación, o hacerte ver imágenes que te acerquen a tu ciclo y te ayuden a mantener una conexión consciente con tu propio ritmo. Parece que la liebre sonríe mientras habla. Fíjate si alguno de los animales se te cerca o tiene algo para decirte, de no ser así elige tu con que animal interactuar, si alguno de ellos te provoca temor, es un buen momento para trabajarlo
La calma que inunda el claro también fluye dentro tuyo, sientes que la luna llena brilla no sólo en el cielo, sino también en tu mente y en tu útero; te sientes en armonía con la luna y con todo lo que te rodea, y comprendes que cuentas con fuerzas suficientes como para dar, pues tienes la absoluta certeza de que eres capaz de nutrirte, y dar sustento a los demás. La expresión de tu alma parece brillar a través de tu corazón, tus ojos y tus manos.
Mientras la oscuridad vuelve a cubrir el claro y cada vez hace más difícil distinguir las siluetas de los Animales.
Con una total sensación de plenitud y calma, haces una respiración profunda, y tomas contacto con tu cuerpo, mueves las manos y los pies, y a tu tiempo abres los ojos y respiras profundamente

ESPERO LA DISFRUTEN
María Rosa
Imagen by Amanda Clark




No hay comentarios:

Publicar un comentario