martes, 12 de marzo de 2013



Dejo que la totalidad de mi ser vibre con la luz

Mírate en lo más hondo, en el centro de tu corazón, y encuentra ese punto diminuto de brillante luz coloreada. Es un color tan hermoso... Es el centro mismo de tu amor y de tu energía sanadora. Permanece atento para ver cómo tu punto diminuto comienza a palpitar y a crecer hasta llenarte el corazón. Déjalo que 
se mueva a través del cuerpo, desde lo alto de la cabeza hasta la punta de los pies, y por los brazos hasta la yema de los dedos. Estás absolutamente resplandeciente con esa bella luz coloreada, que es tu amor y tu energía sanadora. Deja que tu cuerpo vibre con esa luz. Incluso puedes decirte: «Con cada inspiración que hago voy sanando». Siente cómo la luz te limpia el cuerpo de mal-estar. Deja que la luz irradie desde ti y llene tu habitación, el mundo entero y tu especial lugar en el mundo.

Mira cómo todo se integra. Tú eres importante. Cuentas. Lo que tú haces con amor en el corazón, importa. Tú importas. Y así es.

Louise Hay
Imagen by Marcia Snedecor

No hay comentarios:

Publicar un comentario