martes, 5 de marzo de 2013

El Delfin


RELATO DE LA TRADICIÓN TSALAGI

El Delfín viajaba un día por los océanos mientras la Abuela Luna tejía las pautas de las mareas.
La Abuela Luna le pidió al Delfín que aprendiera sus ritmos para poder abrir su lado femenino a su luz plateada.
El Delfín comenzó a nadar al ritmo de su tejer de las mareas y así aprendió a respirar de una nueva forma.
Al usar este nuevo ritmo el Delfín entró en el tiempo de los sueños. Esta realidad era un lugar nuevo y 
diferente a los mares que había conocido.
El Delfín llegó a descubrir ciudades submarinas en el Tiempo de los Sueños y le fue concedido el don de la lengua primordial.
Este nuevo lenguaje era el lenguaje sonoro traído por la Araña del Gran Pueblo de las Estrellas.
El Delfín aprendió que toda comunicación consiste en pautas y ritmos y que la nueva forma de comunicarse era a través del sonido, incluso en nuestros días seguimos con esas pautas originales.
El Delfín volvió al océano de la Gran Madre y estuvo muy triste hasta que vino la ballena y le dijo que podía volver como mensajero de los moradores del tiempo de los sueños cada vez que sintiera el ritmo y usara el aliento.
Un nuevo trabajo le fue encomendado al Delfín.
Se convirtió en el mensajero de nuestro progreso.
Los moradores del Tiempo de los Sueños sentían curiosidad acerca de los hijos de la Tierra y querían que creciéramos para unirnos al Gran Espíritu.

El Delfin tenía que ser el enlace...
Imagen by Carol Cavalaris

No hay comentarios:

Publicar un comentario