martes, 12 de marzo de 2013



La palabra «coraje» deriva de la palabra francesa coeur, y etimológicamente, significa «la habilidad de defender el propio corazón o el propio núcleo». Cuando exhibimos coraje, demostramos el poder curativo de prestar atención a lo que tiene corazón y sentido para nosotros. Como se evidencia en este poema


azteca, el corazón y su relación con la autenticidad ha sido un tema perenne, utilizado a lo largo de los siglos.

La persona madura:
corazón firme como una piedra,
corazón tan fuerte
como el tronco de un árbol.
Rostro noble, rostro sabio;
dueña de su rostro,
dueña de su corazón.
La persona madura:
rostro noble, corazón firme.

Poema Azteca
Imagen by Toni Salerno

No hay comentarios:

Publicar un comentario