miércoles, 15 de mayo de 2013

Diosa Fortuna


 Promete riquezas y abundancia, y nutre nuestros destinos individuales a través de los altibajos del ciclo de vida. Se premia a los que tienen intenciones feliz con el éxito y la prosperidad.
MANTRA
Abundancia
PIEDRAS PRECIOSAS
Lapislázuli, aguamarina, turquesa (piedras de color azul claro) + citrino para atraer la abundancia
AFIRMACIONES
Está bien ser rico y feliz
Mi alegría atrae recursos financieros
El Universo cumple todas mis ganas
Constantemente estoy añadiendo a mi ingreso
Todo lo que toco retorna riquezas para mí
El Universo apoya todos mis esfuerzos
Al prosperar, todos a mi alrededor prospera

Su Historia
Inicialmente Fortuna, la diosa romana de la abundancia, fue honrado como una diosa de la fertilidad, pero 
llegó a simbolizar la abundancia
Debido a quela suerte sigue a los ciclos alcistas y bajistas de la vida. Ella fue invocada para la buena suerte y la prosperidad, o reclamada en tiempos de dificultades.
Por lo general se la representa sosteniendo un timón con una mano, dirigiendo nuestro destino conforme nosotras vamos avanzando en nuestro camino kármico, y / o con una cornuscopia (o cuerno de la abundancia), que significa la riqueza que Ella podía traer. A menudo tiene una rueda a su lado, nos recuerda que es la benefactora de la vida, la muerte y la rueda de la fortuna.

Su Energía Moderna
Como una deidad benevolente, que otorga la prosperidad y la buena suerte a aquellos que tienen intenciones alegres. Tal es su poder que controla el destino de todo ser humano al permitir la fertilización de los seres humanos, animales y plantas. Sin embargo, hay que tener cuidado al pedir abundancia, que se esté pidiendo "para el mayor bien de todos." La abundancia no se trata sólo de dinero y bienes materiales, se trata también de nuestro ser mental, físico, espiritual, y las necesidades de nuestros vecinos.

¿Has notado el fenómeno que más se regala, más vuelve a ti? Este es el círculo del universo de la providencia, incesante flujo y reflujo de energía kármica. Tradicionalmente, las personas pueden haber compartido pasteles de arroz con colegas, visitantes y transeúntes con el fin de compartir la riqueza y permitir que la diosa lleve la prosperidad a muchas vidas más.

Vuelva a conectar con su interior Fortuna
Elige algo que compartir con los que te rodean. No tiene que ser la comida o pertenencias, podría ser una ayuda o un cumplido muy oportuno para impulsar un ego decaído. Encuentra tu voz y envia tu deseo de Fortuna a través de tus palabras y acciones a los demás.
Y, por supuesto, repite los mantra de abundancia tantas veces como puedas! Una acción repetida se convierte en hábito, y los buenos hábitos se manifiestan en buena fortuna y éxito.

¿Qué haría Fortuna?
... Si estuviera en su situación, otorgaría bendiciones a aquellos que lo merecen. Daría algo - amor, tiempo, esfuerzo, alabanza - para que el círculo del universo de la providencia se ponga en movimiento.
En amor y deleite
Anita Revel
Imagen Jean-Francois-Bernard

No hay comentarios:

Publicar un comentario