miércoles, 17 de julio de 2013


LO FEMENINO CONSCIENTE: NACIMIENTO DE UN NUEVO ARQUETIPO
Las mujeres se hacen, no nacen. No habiendo pasado por los fuegos de la individuación.
1-Algunas continúan siendo niñas. Despreocupadas y quizá descuidadas, quedan ligadas a los ideales de la infancia, la promesa de perfección, el sueño del potencial humano sin límites. Se quedan en la superficie sin contacto con las profundidades, llenas de sonrisas optimistas pero incapaces de soportar las cargas de la
 responsabilidad, las tensiones del compromiso, la sobria realidad de la adultez.
2-Otras se convierten en señoras. Pertrechadas con los símbolos y conductas de pareja de la feminidad tradicional, se forman a sí mismas para proveer las necesidades de otros. Conocidas en los círculos junguianos como mujeres anima, voluntariamente (aunque tal vez sin saberlo) cargan con las proyecciones de los hombres, adoptando las imágenes estereotipadas de belleza de la sociedad para complacerles y permanecer en contacto con ellos.
3-Otras se convierten en pseudo-hombres. Conocidas como mujeres animus, se forman a sí mismas para ser independientes, productivas y voluntariosas. Llamadas popularmente «hijas del padre», descartan las sendas de sus madres y se identifican más con el mundo masculino.

SOLUCIÓN: despertar a la mujer a su anhelo más profundo de ser auténticamente femenina, experimentarse a sí misma plenamente como ser humano femenino y, a la vez, ser un individuo fuerte e independiente cuyo poder y autoridad brotan de su propio interior.

Connie Zweig Libro Espejos del Yo Christine Downing
Imagen Monica Erosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario