viernes, 2 de agosto de 2013


Nuestra alma elige los padres y las circunstancias de nacimiento por razones muy precisas. Venimos a experimentar una serie de vivencias para sanar una serie de heridas, y así integrar la personalidad con el 
alma.
Venimos a aprender a aceptar y amar incondicionalmente partes de NOSOTROS que hasta ahora han vivido ignoradas y con miedo. Somos atraídos hacia padres con heridas como las nuestras para recordarnos qué hemos venido a amar. Aprender a ACEPTAR nuestras heridas es APRENDER a ser responsables y a AMARNOS incondicionalmente, y esa es la LLAVE para la transformación y la sanación del alma.
Las 5 heridas que impiden ser uno mismo Lise Bourbeau
Imagen Christian Schloe

No hay comentarios:

Publicar un comentario