viernes, 4 de octubre de 2013

Plegaria
Niégate a caer.
Si no puedes negarte a caer,
niégate a permanecer en el suelo,
eleva tu corazón hacia el cielo
y, como un mendigo hambriento,
suplica que te lo llenen,
y te lo llenarán.
Puede que te empujen hacia abajo.
Puede que te impidan levantarte.
Pero nadie puede impedirte
elevar tu corazón
hacia el cielo...
sólo tú.
Es justo en medio de la desdicha
cuando muchas cosas se aclaran.
El que dice que nada bueno
se ha conseguido con ello
es que aún no está prestando atención.

Clarissa Pinkola Estés.
El jardinero fiel
Imagen Jo Jayson

No hay comentarios:

Publicar un comentario