sábado, 2 de noviembre de 2013

PODER DE AMAR CHAKRAS RELACIONADOS PLEXO Y CORAZÓN
3 PLEXO SOLAR: a nivel de las costillas inferiores.
La luz dorada del sol se corresponde con la luz, el calor y la fuerza del chakra del plexo solar. Si te abres conscientemente a su influjo, se activarán en ti estas cualidades.
NOMBRE: Manipura, Gema Brillante
COLOR: amarillo
ELEMENTO: Fuego.
MANTRA, o palabra de Poder: RAM
METAL: Cobre
FUNCIONES: receptor, distribuidor y procesador de la energía y sentimientos perceptivos. La energía vital entra por aquí y es enviada a todo el organismo.
Poder personal, poder en el mundo. Auto confianza, intuición para la supervivencia, capacidad de obtener a 
nivel material. Es el lugar de la fuerza de voluntad de las mujeres y el éxito material. El amarillo indica mente racional, facilidad para los hechos concretos.
ÓRGANOS: digestión (estomago, hígado, vesícula biliar, páncreas, intestino delgado).
BLOQUEO: La ansiedad y el miedo se concentran en este chakra y se liberan desde él. Incluye miedo a las criticas, a los ataques psíquicos, al fracaso. Incapacidad de aceptar responsabilidades.
ENFERMEDADES: obesidad, ulceras, diabetes, cálculos biliares, vértigo, nauseas y gripe.
Se relaciona con el aura del cuerpo mental (es el 1º). Plexo es la mente del cuerpo: convergen las emociones y se elaboran
DESBLOQUEO 3er CHAKRA DESDE EL SENTIDO COMÚN
EJERCICIO FÍSICO
CORRER. Ha sido siempre un ejercicio atlético intenso que tonifica el corazón y activa los pulmones y la circulación. De todos los sistemas energizantes físicos, el jogginges probablemente lo mejor para dinamizar el tercer chakra.
SENTADILLAS. Aunque sean un ejercicio clásico de la gimnasia occidental y no del yoga, las sentadillas mejoran el tono muscular en la región del tercer chakra y ayudan a regular la digestión. También es aconsejable el ejercicio de elevación de piernas que dábamos en el capítulo dedicado al segundo chakra.
EL LEÑADOR. El sonido asociado con el tercer chakra viene a ser como un «ah» fuerte. Con él acompañaremos los movimientos del ejercicio siguiente:
De pie, con los píes firmemente plantados en el suelo y separados algo más de medio metro. Eleva los brazos juntos por encima de la cabeza, con las manos unidas. Dobla ligeramente la espalda hacia atrás y exhalando el sonido «ah» baja hacia delante toda la parte superior del cuerpo para meter los brazos entre las piernas e incluso más atrás, en un solo movimiento que debe ser fluido y rápido, al tiempo que emites tanta fuerza y poder como te sea posible. Repítase de cinco a diez veces en cada sesión. Notarás cómo «rompe» la energía a través de la parte superior de tu cuerpo. Es también un ejercicio muy bueno para desahogar la ira.
POSTURA DE ARCO. Túmbate boca abajo, con los brazos junto a los costados, y relájate. Respira hondo y dobla las rodillas, arqueando al mismo tiempo la espalda hacia atrás de manera que puedas aferrar los tobillos con las manos. Deja que sean las manos quienes se encarguen de la tarea de mantener la postura en arco, mientras procuras relajar el resto del cuerpo cuanto te sea posible en tan extraña postura. Respira hondo y deja que los movimientos de la respiración ejerzan un ligero efecto de mecedora. Si consigues mantener la postura (entre 30 segundos y dos minutos) notarás cómo dinamiza tu plexo solar
HACER EL SOL. El interés de este ejercicio radica tanto en la visualización como en los movimientos físicos. Su función consiste en trasladar energía del corazón y del plexo solar a los brazos y manos.
De pie, con los brazos levantados sobre la cabeza, los pies separados una distancia igual a la anchura de tus hombros. Inhala hondo y estira brazos y dedos poniéndolos tan rígidos como puedas; luego bájalos despacio hasta las caderas, con las palmas de las manos vueltas hacia abajo y los brazos siempre bien estirados. Hacia la mitad del recorrido sentirás como si estuvieras empujando contra alguna tuerza invisible. Mientras lo haces imagina que tú eres el centro del sol y que tus brazos describen la circunferencia. Mientras notas la fuerza que se te opone, imagina que se trata de un bloqueo que quieres resolver. Nota cómo lo apartas con tus manos alejándolo de ti. Imagina los haces de energía que irradian de tus brazos, y cuando hayas completado el círculo trata de visualizar el halo solar luminoso a tu alrededor.
PISANDO CON FUERZA. De pie, con los codos flexionados y los puños apoyados en el pecho. Adelántate un paso barriendo con un brazo hacia fuera, como si apartaras de ti algún obstáculo. Hazlo luego con el otro brazo. Repite los movimientos varias veces, consciente de estar quitando bloqueos de tu camino y alrededores, y aunque te parezca un poco ridículo, exprésalo en voz alta con palabras como vete o fuera de aquí para subrayar la acción.
REIKI: la técnica es la misma que para los anteriores, sólo que ahora te aplicarás las manos durante el tiempo que sientas adecuado en el lugar donde se sitúa el tercer chakra, encima del ombligo.
MANTRAMS: el ejercicio es el mismo, pero esta vez el sonido que emitirás es "rrraaaaaammmm la "r" es suave
MUSICA- BAILE El tercer chakra se activa mediante los ritmos ardientes. La música orquestal, con su armónica conjunción de gran cantidad de sonidos, puede utilizarse para armonizar el chakra del plexo solar. En caso de hiperactividad, para tranquilizarlo es adecuada cualquier música relajante que te conduzca a tu centro. Especialmente la relacionada con instrumentos de cuerda como "Las cuatro estaciones" de Vivaldi. Si te apetece moverte encoge y expande el estómago.
Vocal: El chakra del plexo solar tiene asignada una «o» abierta. Proporciona amplitud, plenitud y alegría en la manifestación.
PIEDRAS: amarillo y comparte el verde. Citrino natural, Apatito limón, Topacio champán o dorado, Malaquita y Aventurina verde
ESENCIAS: Lavanda, Romero y Bergamota.
CROMOTERAPIA: Amarillo sol
DIOSAS: Artemisa, Bodicea , Caffeina , Pele, Lilith, Atenea, Brigit

Libro Los Chakras Anodea Judith
Varias fuentes
Imagen Jo Jayson

No hay comentarios:

Publicar un comentario