sábado, 15 de febrero de 2014


Todos tenemos secretos. Y estos secretos se van a manifestar en mayor o menor intensidad en nuestros hijos. Nuestros hijos van a dar a la luz el secreto. “Y los pecados de los padres se heredarán hasta la tercera o cuarta generación”.
Cuando hay un alma en este mundo que tiene una carga psicosomática de enfermedades importantes, esta 
alma es un alma muy elevada que está poniendo fin a aquel árbol. La finalidad del árbol es el crecimiento. El árbol tiene que crecer en conciencia. Cuando el árbol decrece en conciencia se le cercena y se le echa al fuego.
Hay cantidad de árboles genealógicos tóxicos. El árbol de cada persona tiene una lógica. Hay que buscar esa lógica, ¿qué es lo que hay que sanar? Saber la historia de nuestros ancestros es muy importante. Aunque una cosa es saber la historia y otra cosa sufrirla. Esto no nos pertenece.

Enric Corbera

No hay comentarios:

Publicar un comentario