jueves, 16 de abril de 2015


Madres que tienen hijas...
No le enseñes a tu hija que las mujeres necesitamos un príncipe azul o una media naranja para realizarnos en la vida.
Enséñale a quererse y respetarse, que su valía está en ella misma y no en como la valoren los demás o los cánones de belleza impuestos.
Tú eres su mejor modelo a seguir, por tanto es importante que te valores y te quieras tú, sé feliz dentro de tu propia piel y nunca te menosprecies, no le des a entender que te ves fea o que no te
gusta tu cuerpo, ella te ve preciosa tal como eres.
Si tú te menosprecias le haces daño a tu hija, y, con toda probabilidad, el día de mañana ella repetirá el mismo menosprecio hacia sí misma, arrojándola a la vulnerabilidad de necesitar aprobación externa constante para poder sentirse valorada.
Dra. Miriam Al Adib Mendiri
Imagen Claudia Tremblay

1 comentario:

  1. HERMOSA Y ASERTIVA REFLEXION , TOTALMENTE DE ACUERDO ....LA MEJOR HERENCIA QUE LE PODEMOS DEJAR A NUESTRAS HIJAS ES HABERSE SANADO COMO MUJER .

    ResponderEliminar